Amalgamas dentales

Las amalgamas dentales son restauraciones o “tapaduras” plateadas que se usan para tapar las caries dentales. Este tipo de restauraciones están hechas de varios metales como mercurio, cobre, plata , zinc y estaño. Cerca del 50% de esta aleación es mercurio. El mercurio es considerado uno de los metales más tóxicos que existen para el ser humano, por lo tanto, al desechar los excesos de residuos de estas tapaduras (al momento de confeccionarlas o eliminarlas) se debe seguir un protocolo estricto, con recipientes especiales y ser retirado por entidades autorizadas para no contaminar el medio ambiente. Sin embargo, uno de los pocos lugares que está permitido poner este peligroso elemento es en la boca de las personas.

El mercurio contenido en las amalgamas dentales escapa como vapor, mercurio elemental y iones de mercurio, el cual se ve incrementado con los aumentos de temperatura (al tomar líquidos calientes o con comidas calientes) y con la fricción (al masticar alimentos o con el bruxismo).1

Mercury
Mientras más restauraciones de amalgama tiene una persona en su boca, más mercurio absorbe, una persona que tenga 4 amalgamas supera por mucho la ingesta máxima tolerada por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos. A su vez, se estima que una amalgama libera la mitad de su contenido de mercurio en 10 años, esto es alrededor de 68 a 130mcg de mercurio al día, y ese contenido queda atrapado en los tejidos del cuerpo provocando un daño crónico. Otros estudios demuestran que una persona con amalgamas dentales puede tener entre 20mcg/m3 hasta 150mcg/m3 de mercurio en su boca. 2, 3,4, 5, 6, 7, 8, 9
La absorción crónica del mercurio o micro-mercurialismo tiene variados síntomas, como fatiga, capacidad de la memoria disminuida, dolores de cabeza, confusión, timidez, cambios de estados de ánimo, depresión y tendencias suicidas entre los más graves.10, 11, 12

No es una coincidencia que los dentistas tengan las más altas tasas de suicidio dentro de los profesionales del área de la salud, ya que están en constante exposición al mercurio, ya sea al poner o sacar estas restauraciones. Un estudio realizado el año 2001 demostró claramente que los alumnos de odontología que trabajan con amalgamas e incluso los profesores que los supervisan contienen altos niveles de mercurio en sus muestras de sangre.14, 15

 

Por otro lado, desde el año 1993, el Estado de California en Estados Unidos publicó un decreto que obliga a los dentistas que utilizan amalgamas a que pongan la siguiente advertencia en sus procedimientos: “Esta oficina utiliza materiales de restauración de amalgama, los cuales contienen y lo exponen a mercurio, un químico conocido en el Estado de California por causar defectos de nacimiento y otros daños reproductivos. Por favor consulte a su dentista para más información”.13
A pesar de los niveles de mercurio catalogados como seguros por la EPA, esto no quiere decir que no causen nada, la verdad de los hechos es que no existe ninguna “cantidad mínima segura”, ya que es el elemento más tóxico que hay en toda la tabla periódica (excluyendo los radioactivos) para el ser humano y por muy mínimas que sean las cantidades de mercurio estas se van acumulando con el paso del tiempo en nuestras células, impidiendo un buen funcionamiento, privándolas de nutrientes esenciales (como el selenio y zinc) para su óptimo funcionamiento además de provocar estrés oxidativo y un constante daño neuronal a nivel cerebral (excitotoxicidad) por su solubilidad en tejido graso, lo que contribuye al desarrollo de enfermedades degenerativas (cáncer, Alzheimer, esclerosis múltiple, etc.). Muchos otros estudios han demostrado una y otra vez el daño al sistema inmunológico por el mercurio y la resistencia de bacterias patógenas en la flora intestinal de quienes poseen amalgamas en su boca. Es irónico, que las pinturas con mercurio fueron eliminadas del mercado porque liberaban apenas 2-3mcg/m3 y ¡las amalgamas dentales liberan entre 20mcg/m3 hasta 150mcg/m3 dentro de la boca y aún siguen siendo permitidas!3,16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26

Es alarmante que aún se sigan utilizando este tipo de materiales en la odontología convencional o se sigan removiendo sin tomar absolutamente ninguna medida de seguridad especialmente en mujeres embarazadas y niños, ya que el mercurio puede atravesar fácilmente la placenta y provocar daño neurológico o de otros órganos incluyendo riñones e hígado principalmente. 30, 31, 32, 33, 34, 35

De acuerdo a autoridades sanitarias como el Instituto Nacional de Salud (NIH), la FDA, y el Centro dehat Control de Enfermedades (CDC) de E.E.U.U. las amalgamas son seguras, no provocan toxicidad y los niveles de evaporación de mercurio son mínimos y seguros. Sin embargo, basta con analizar de cerca los estudios mediocres que utilizan con métodos bastante dudosos con “expertos” que no lo son y excluyendo de forma arbitraria los centenares de estudios basados en Ciencia consistente para determinar sus erradas conclusiones. Verdaderos científicos y expertos independientes muy respetables que no están vinculados con las instituciones anteriormente mencionadas como el Dr. Russell Blaylock y el Dr. Boyd Haley entre otros tienen estudios muy sólidos y rigurosos acerca de la toxicidad de las amalgamas dentales y estos son siempre excluidos.27,28
Un ejemplo a seguir es el caso de Suecia, donde el gobierno prohibió de manera absoluta el mercurio el año 2009. Esto quiere decir que ya no hay uso de amalgamas dentales y que todos los productos que contengan mercurio se prohíben.29

Remoción de amalgamas
ZeoliteA pesar de que la remoción de las amalgamas siempre es favorable antes que tenerlas en la boca, se debe realizar un plan de desintoxicación previo, durante y después de la eliminación de estas con ciertos nutrientes claves, ya que al eliminarlas se liberan grandes cantidades de mercurio en las formas previamente descritas y si no se toman estas medidas hay una absorción crítica de mercurio.

Además, durante el procedimiento de remoción de las amalgamas se debe proteger al paciente con los protocolos establecidos por la International Academy of Oral Medicine and Toxicology (IAOMT) para evitar la inhalación de vapores de mercurio e ingestión de los restos de estas con oxigenación, aspiradoras de vapores de mercurio, agentes quelantes, etc. De lo contrario, remover las amalgamas sin estas medidas puede comprometer dramáticamente la salud tanto del paciente como dentista y asistente dental a mediano o largo plazo.

consulta-2

Cabe destacar, que eliminar las amalgamas NO implica que se haya eliminado el mercurio que hay depositado en los tejidos, pero es el primer paso para evitar su acumulación crónica y se deben adoptar estrategias nutricionales con un odontólogo capacitado para poder lograrlo.

Este video a continuación muestra como un diente extraído con una tapadura de amalgama visto con luz ultravioleta y una pantalla fluorescente reflejan claramente los vapores de mercurio emitidos constantemente, y al friccionarla aumentan considerablemente por el aumento de calor (lo que sucede al consumir alimentos calientes, masticar o cepillar los dientes con amalgamas):

 

 

SOLICITE AQUI SU HORA PARA EVALUACION

Dr. Augusto Cura C.
Cirujano dentista

AIAOMT
Homeópata Unicista

 

Referencias
1 Lorscheider, F.L., Vimy, M.J., and Summers, A.O. FASEB Journal (April 1995).
2 http://water.epa.gov/drink/contaminants/basicinformation/mercury.cfm
3 Patrick Störtebecker Formerly Associate Professor of Neurology, Karolinska Institute, Stockholm, Mercury Poisoning from dental amalgam- a hazard to the human brain
4 Magnus Nylander,. ICBM 1988
5 Svare CW et.al. J. Dent. Res.60(9):1668-1671,1981
6 Ott K et. al. Dtsch. Zahnarztl Z 39(9):199-205, 1984
7 Vimy MJ. Lorscheider FL J. Dent Res. 64(8):1069- 1071.,1985
8 Matts Hanson.J. Orthomolecular Psychiatry Vo12 No 3 Sept 1983
9 Langan,Fan,Hoos. JADA Vol 115 December 1987., 867
10 Stortebecker. Mercury Poisoning from Dental Amalgam 1985
11 Stortebecker, P.. The Lancet, May 27, 1989.
12 Mercury Contamination In the Dental Office. . NYS Dental Journal November 1979
13 http://www.mercout.com/pages.php?pageid=3
14 http://www.businessinsider.com/jobs-commit-suicide-2010-10?op=1
15 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11720018
16 Sirus, M. Sodium Bicarbonate, cap. 14, Oral Cancer, Mercury, Periodontal disease.
17 Mitocondria as an important target in heavy metal toxicity in rat hepatoma AS-30D cells; Belyaeva EA, Dymkowska D, Wieckowski MR, Wojtczak L; Toxicol Appl Pharmacol. 2008 Aug 15-231(1): 34-42. Epub 2008 Apr. 7 Pubmed.
18 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12167210 ,2002
19 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15892631, 2005
20 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16430879, 2006
21 Dr W. Kostler., President of the Austrian Oncology Society. Paper presented at the World Congress on Cancer. April 1994 Sydney Australia
22 Clark LC Combs GF Jr Turnbull BW Effects of selenium supplementation for cancer prevention in patients with carcinoma of the skin. JAMA (1996 Dec 25) 276(24):1957-63
23 van den Brandt PA Goldbohm RA Veer P Bode P Dorant E Hermus RJ Sturmans F
A prospective cohort study on selenium status and the risk of lung cancer. Cancer Res (1993 Oct 15) 53 (20)4860-5
24 Fleet JC Dietary selenium repletion may reduce cancer incidence in people at high risk who live in areas with low soil selenium. Nutr Rev (1997Jul)5(7):277-9
25 Combs GF Jr Clark LC Turnbull BW Reduction of cancer mortality and incidence by selenium supplementation. Med Klin (1997 Sep 15) 92 Suppl
26 Yu B Wang M Li D The relationship between selenium and immunity in large bowel cancer Chung Hua Wai Ko Tsa Chih (1996 Jan) 34(1):50-3
27 Pendergrass JC, Haley BE, Vimy MJ, et al. Mercury vapor inhalation inhibits binding of GTP to tubulin in rat brain: similarity to a molecular lesion in Alzheimer’s disease brain. Neurotoxicology 1997; 18: 315-324.
28 Blaylock, Russell MD; Mercury Amalgam fillings: Lies, Damn Lies and Statistics http://www.whale.to/v/blaylock7.html
29 http://www.government.se/sb/d/11459/a/118550, 2009

30 Palkovicova L, Ursinyova M, Masanova V, Yu Z, Hertz-Picciotto I. Maternal amalgam dental fillings as the source of
mercury exposure in developing fetus and newborn. J Expo Sci Environ Epidemiol. 2008;18(3):326–31.
31 Ursinyova M, Masanova V, Palkovicova L, Wsolova L. The influence of mother’s dental amalgam fillings on prenatal and postnatal exposure of children to mercury. Epidemiology. 2006;17(6):S494–5.
32 Luglie PF, Campus G, Chessa G, Spano G, Capobianco G, Fadda GM, et al. Effect of amalgam fillings on the mercury concentration in human amniotic fluid. Arch Gynecol Obstet. 2005;271(2):138–42.
33 Ask-Björnberg K, Vahter M, Petersson-Grawé K, Glynn A, Cnattingius S, Darnerud PO, et al. Methyl mercury and inorganic mercury in Swedish pregnant women and in cord blood: influence of fish consumption. Environ Health Perspect. 2003;111(4):637–41. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1241457/.
34 Lindow SW, Knight R, Batty J, Haswell SJ. Maternal and neonatal hair mercury concentrations: the effect of dental amalgam. BJOG. 2003;110:287–91.
35 Ask K, Akesson A, Berglund M, Vahter M. Inorganic mercury and methylmercury in placentas of Swedish women. Environ Health Perspect 2002; 110:523-6. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1240842/pdf/ehp0110-000523.pdf.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: